Carlincatura, captura de pantalla del diario La República, 2 de septiembre 2012.

Las muertes de civiles y policías del 5 de junio de 2009 en la Curva del Diablo y en la Estación 6 han dado lugar a cuatro procesos en Amazonas y uno en Lima y, la semana pasada, Mercedes Cabanillas fue eximida de responsabilidad penal en uno de ellos, cuando el fiscal de la Nación, José Antonio Peláez, ordenó archivar la investigación por presuntos delitos de homicidio culposo y omisión de socorro -de los 24 policías muertos- cuando era ministra del Interior. Sin embargo, en otro de los procesos Peláez debe determinar si es convocada como testigo.

Los cuatro procesos en Utcubamba son: por las muertes en la Curva del Diablo, que incluye a nativos procesados en agravio de la Policía y el Estado; el segundo por la muerte y desaparición del mayor Bazán; el tercero por la muerte de nativos y no nativos en la Curva del Diablo y Utcubamba; y el cuarto por la muerte de policías en la estación 6 de Petroperú, donde hay unos 50 nativos procesados.

La denuncia contra Cabanillas -ahora archivada por el Ministerio Publico (MP)- fue planteada en Lima por familiares de los policías muertos y heridos, y también incluyó a los generales Elías Muguruza, José Sánchez Farfán y Javier Uribe. El titular del MP debe decidir ahora si la ex ministra aprista actuará como testigo en el caso de la muerte de nativos y no nativos en la Curva del Diablo. El general Sánchez Farfán, quien fue director general de la PNP dos meses en 2009, ha declarado en una instructiva que recibió de ella la orden de la operación del 5 de junio para despejar la carretera. Como parte de los elementos que requiere el fiscal Peláez para tomar una decisión sobre la ex ministra, necesitará escuchar primero el audio del Consejo de Ministros del 3 de junio de 2009… pero la PCM aún no lo ha enviado.

El abogado del Instituto de Defensa Legal Juan José Quispe precisó a este blog que en el caso por la muerte del mayor PNP Felipe Bazán, a fines de agosto el Juzgado Penal Liquidador Transitorio de Utcubamba ha declarado el caso complejo “por la cantidad de pruebas por actuar” y ha solicitado tres meses más para diligencias adicionales. Entre ellas, ordena la detención del ciudadano Juan Ramón Cruz Cotrina, a quien en 2009 le tomaron una declaración sin abogado, en la que se autoinculpó de haber hecho seis disparos contra el mayor Bazán en la parte alta del cerro. Tiempo después, en otra declaración con abogado y ante un fiscal se retractó y le creyeron. Pese a ello, ahora le abren instrucción por la declaración inicial de 2009.

Quispe refiere que  la descripción de Cruz sobre los hechos no coincide con la última imagen conocida del policía: en la que aparece sin impactos de bala y bajando del cerro, rodeado por varios nativos.

Este proceso de los muertos en la Curva del Diablo es el que podría llegar primero a un juicio oral, aunque aún hay que esperar un dictamen que acusa o archiva el caso, explicó el abogado.

Para recordar cómo el gabinete que lideraba el entonces primer ministro Yehude Simon defendió a la ex titular del Interior, aquí la transcripción de la única rueda de prensa con medios extranjeros que concedieron en Lima varios ministros sobre los hechos en Bagua. Cabanillas fue una de las ministras ausentes.

Portada del semanario Oiga, 2 de Mayo de 1989.

En mayo de 1989, en los peores momentos de crisis económica e inseguridad del primer Gobierno de Alan García, la historia de los pishtacos logró una portada del importante semanario Oiga. Como en el caso actual, la policía originó la información.

Aquella vez la historia surgió en el caserío Hermosa Pampa a tres horas de Satipo y el reportero Miguel Ramírez (luego, periodista de investigación de El Comercio) viajó a la localidad y se entrevistó con agentes de la Policía de Investigaciones de Satipo, con vecinos de la mujer desaparecida y peritos de criminalística de Lima.

Como en las notas actuales, aquella vez también hubo entrevistas al antropólogo Juan Ansión, quien aquella vez declaró: “mantengo mi escepticismo, pero debe investigarse a fondo este caso, pues de repente -no descarto la posibilidad-pueden existir casos aislados de comercialización de aceite humano”.

El informe fue publicado a siete páginas -en el formato actual de Caretas, para quienes no conocieron el semanario que dirigió Francisco Igartua en el tiempo de los miles de intis y de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP)-.

Y aquí una cita de 1989 parecida a los textos publicados hace un par de semanas cuando el ministro del Interior Octavio Salazar divulgó la ‘colosal’ noticia: “Parecería que lo ocurrido en Hermosa Pampa tiene inspiraciones ligadas a una secta diabólica. La PIP encontró en la casa de los pishtacos cinco litros de aceite humano, el cuchillo con que descuartizaron a Herminia Pareja y la lata donde frieron los trozos de grasa extraidos de su víctima”.

El comprador en 1989 no estaba en Alemania sino en Miraflores. Trasladándonos en el tiempo, en Miraflores podría decirse que ‘estaba’ el dinero, así como hoy quisieron hacernos creer que en el primer mundo estaban los compradores de grasa.

No se pierdan la explicación de Sifuentes de por qué los periodistas pisan el palito de las fuentes policiales en todos los tiempos, en casi todos los gobiernos, pero especialmente en momentos difíciles para quienes están en el poder. Como casi siempre, estas historias muy vendedoras sacan de la agenda otras menos cómodas como las de la no investigada cuasi universidad Alas Peruanas. Y por supuesto la historia menos cómoda del mes para el ministro del Interior: la de los escuadrones de la muerte en Trujillo, donde la inseguridad tocó techo desde inicios de año (cuando Cuarto Poder denunció ajustes de cuentas entre transportistas y mafiosos).

El ministro Salazar se parece cada vez más a la ex ministra Mercedes Cabanillas, quien rechazó numerosas veces dejar el cargo pese a la falta de resultados en seguridad ciudadana y su responsabilidad política en la muerte de los 24 policías en Bagua.

Las justificaciones del general (r) Salazar fueron infantiles hoy cuando lo entrevistaron en RPP y dijo que se había “sobredimensionado” la noticia de los pishtacos. Y es triste escuchar un ministro que explica lo inexplicable, así como cuando aseguró hace unos meses que Sendero Luminoso no era una amenaza y a las horas tuvo que traducir sus propias palabras y cambiar de opinión.

La separación del jefe de la Dirincri es una eventualidad más y el ministro no puede escudarse en que él sólo transmitió la información que recibió de sus subordinados y que ya hay una ‘medida administrativa’ (la sanción al oficial de la Dirincri) en curso. En la Policía comúnmente los subordinados que no quieren declarar responden ‘Consúltenle a mi comando’ pero, en este caso, Salazar no tiene esa prerrogativa: él es la más alta instancia en cuestión de orden público.

Y para cerrar, El Morsa, quien planteó primero un enfoque correcto de este asunto en blogs capitalinos.


Reproducción del informe de Oiga sobre supuestos pishtacos en 1989.

Aunque circulan en algunos blogs, la entrevista del jueves 11 a la ministra del Interior en La República y el análisis-crónica de Gustavo Gorriti del mismo día en Caretas, los incluyo para que más personas tengan acceso a ellos. Es necesario contrastar la versión recogida entre policías con las declaraciones de la titular del sector.

La policía como víctima (gracias a El Morsa, fuente Caretas 11/6/09)

El informe de inteligencia que me dan a mí no es muy detallado (Fuente: La República 11/6/09)

Alan García quiso restar credibilidad al texto de Gorriti indicando que así escriben los periodistas de escritorio, en tanto que Cabanillas expresó que no leía textos escritos con apasionamiento.

El periodista les respondió a ambos así (La foto al final de dicho enlace no tiene pierde)

P.S. Un pronunciamento del Instituto de Defensa Legal distribuido hoy plantea que la detención del abogado Carlos Rivera puede estar vinculada con la investigación en las fuentes policiales realizada por Gorriti, quien colabora con el área de seguridad ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL), y las denuncias sobre presuntas desapariciones en Bagua realizadas por los abogados Ernesto de la Jara y Javier la Rosa de esa misma institución.
Rivera es uno de los abogados de la parte civil en los procesos contra el ex presidente Alberto Fujimori y también en juicios por violación a los derechos humanos cometidos durante el primer gobierno de Alan García (Pucará y El Frontón, entre otros).

Conferencia Episcopal y Defensoría se pusieron a disposición para intermediar.

Conferencia Episcopal y Defensoría se pusieron a disposición para intermediar.

El presidente Alan García afirma que el Gobierno “no iba a negociar con una pistola en la cabeza”, pero durante 55 días aplicó un rasero distinto para el líder de Aidesep, Alberto Pizango. El 15 de mayo el líder de las organizaciones amazónicas fue citado por la Fiscalía de la Nación por delitos de rebelión y sedición y a la vez Yehude Simon lo invitaba cordialmente a la mesa de diálogo, mientras el Congreso seguía postergando ‘hasta nunca’ el debate en el pleno de la derogatoria del decreto legislativo N°1090.
Hoy el número de víctimas es aún indeterminado: las versiones más coincidentes indican 22 nativos -dos de ellos dirigentes-, un estudiante, un profesor y 10 policías muertos y 44 heridos de bala en Bagua Chica. Hace minutos, un radioaficionado en Radio Capital refería que en la mañana escuchó los vuelos rasantes de los helicópteros y en las transmisiones de frecuencias de radio aludían a unos 100 heridos.
A las 9 am., en un encuentro con la prensa extranjera, Servando Puerta Peña, apu de la Organización Regional de los Pueblos de la Amazonía Norte (ORPIAN), inició su intervención reportando la muerte de seis indpigenas muertos, 14 en agonía y 50 heridos.
A medida que transcurrían los minutos, él y Pizango, líder de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), recibían notas y llamadas por celular de sus colaboradores quienes les informaban que el número de muertes era mayor.
Pizango y Puerta no se alteraban a pesar de la gravedad de las noticias. El apu de Orpian reveló que en el enfrentamiento hubo bombas lacrimógenas y balas disparadas directamente contra los manifestantes en la Curva del Diablo-Bagua (a más de 1400 kms. de Lima): “Han disparado de manera dispersa en ráfaga como si hubiera delincuentes”, describió.
“Yehude Simon dijo ‘no quiero quedar mal’. La ministra del Interior dijo claramente que se iba a poner mano dura. El pueblo dice ¿qué hay detrás de estos decretos legislativos que tanto lo defienden? Estamos recibiendo llamadas desde Bagua, esto es lo que estamos transmitiendo a ustedes señores periodistas. El Gobierno tendrá que responsabilizarse de todos los muertos y heridos que hay en la Amazonía”, agregó Puerta.
¿Qué se necesita para calificar como interlocutor válido del Gobierno?
En diferentes comentarios de líderes de opinión de alrededor de 40 años -disponibles en Facebook- hay sorpresa acerca de cómo se ha conducido Yehude Simon en este caso. Sin embargo, no es la primera vez -desde que asumió el cargo de premier- que demuestra incapacidad de concretar el discurso de diálogo y democracia que sostiene públicamente.
Actores políticos del nacionalismo han pedido la renuncia de Simon y Cabanillas. ¿Y quiénes los reemplazarán? El cambio de personas no garantiza ninguna mejora. Un ausente -al menos en la esfera pública hoy y en los últimos días- en este plano ha sido el ministro Antonio Brack Egg.

Somos iguales, somos iguales, somos iguales
Los ciudadanos de la Amazonía repiten hace 55 días que son peruanos como todos nosotros y se sienten postergados hace 517 años. Hoy a las 7:40 am. en RPP recibieron una llamada de un nativo de Bagua Grande: “No somos terroristas, no somos extranjeros, somos peruanos y nos atacan con munición de guerra, hemos protegido a los pasajeros en…”, la emisora cortó la comunicación pero podíamos suponer que quisieron destacar que no habían iniciado ellos acciones violentas (adicionales a la medida de fuerza que implica bloquear una vía nacional).

Foto de francotirador de las fuerzas del orden en Blog del Morsa
Señal en vivo de Radio Marañón
Enlace Nacional con buenas imágenes de sus corresponsales

Mi nota en portugués en Opera Mundi

Reacción inicial en Utero y Reportaje al Perú

Vicaría de Jaén alerta sobre destino de muertos y heridos

Gracias a Javier Torres tenemos acceso a la siguiente carta del líder de la Federación Regional Indígena Awajun del Alto Mayo.

Moyobamba, 5 de junio de 2009
Señor
Yehude Simon Munaro
Presidente del Consejo de Ministros
Lima
Presente.-

En nombre de la Federación Regional Indígena Awajun del Alto Mayo – FERIAAM me dirijo a usted para exigirle que cese de inmediato la masacre de los hermanos awajun y wampis en la ciudad de Bagua, así mismo debe contenerse los disparos que desde las torretas de la PNP se hacen a la población de Bagua por el sólo hecho de agruparse en sus calles y el bombardeo que se hace desde los helicópteros.

El asesinato de nuestros hermanos se ha realizado de forma premeditada y tratando de tergiversar las razones de nuestra lucha. Los policías armados con armas de guerra y con el respaldo del ejército han actuado contra indígenas con lanzas y en estos momentos han desatado la persecución a los dirigentes nativos, algunos de los cuales desconocemos si están detenidos.

Sus ofrecimientos hechos a nuestra Federación en las reuniones tenidas en Lima así como su voluntad de diálogo han mostrado ser falsos. Todo el diálogo que se anuncia por los periódicos sólo ha servido para engañar al pueblo peruano cuando las intenciones de defender el TLC y las leyes que pretende vender nuestros territorios a cuatro transnacionales es lo único que les importa.

Frente a estos hechos es imposible que no se de una respuesta de los hermanos indígenas en Bagua y en otras ciudades. Por ello responsabilizamos de le que pudiera suceder a usted Sr. Jehude Simon como Primer Ministro y a la Sra. Mercedes Cabanillas Ministra del Interior así como al Presidente Alán García por los hechos que sucedan.

Reiteramos nuestra decisión de mantener el Paro Indígena Amazónico y extenderlo a todas las zonas donde existen comunidades indígenas hasta que realmente se resuelvan nuestras demandas y el gobierno cambie su política.

Pedimos a la comunidad internacional, a los organismos de derechos humanos y a los gremios sindicales y populares a que se pronuncien ahora porque mañana puede ser tarde.
La FERIAAM está dispuesta a buscar el diálogo y parar esta masacre, para ello propone que se forme una comisión mediadora con participación de los obispos católicos, la cruz roja internacional y la prensa nacional y extranjera. Es urgente enviar ayuda humanitaria para atender a los heridos en Bagua.
Atentamente:

Abel Tsajupat
Vice PRESIDENTE DE LA FERIAAM