salud


Tarde del domingo: Atilano vuelve con un lindo dibujo en el yeso y preguntas sobre su futuro y los hechos del 5 de junio.

Tarde del domingo: Atilano vuelve con un lindo dibujo en el yeso y preguntas sobre su futuro y los hechos del 5 de junio.

Estudiante para ser profesor de danzas y mototaxista, Atilano Altamirano (21) fue uno de los baleados sin motivo en Bagua capital el 5 de junio. No participó de las protestas. El disparo al pie cayó cuando circulaba por una calle durante el ataque de la policía en la ciudad. El domingo volvió a Bagua y agradeció la red de solidaridad que ayudó a decenas de heridos y sus familiares que no tenían cómo costear medicamentos, alimentación y hospedaje en Chiclayo.

Ese día, “estaba trabajando normal en el parque, había harta gente, ya había policía pero yo seguía trabajando, y comenzaron a balear. Una pareja de pasajeros subieron y los dejé como a cinco cuadras, cuando bajé para darles vuelto sentí como una aguja y luego ya no podía pararme. Comenzó a temblar mi pie. Sé que me llevaron en ambulancia”.

“Me asusté cuando me dijeron que los clavos que tenían que ponerme costaban 4 mil o 5 mil soles. Llamé a mi mamá, ‘tendremos que vender la casa’, dijo. No sabía qué hacer, yo dije: que me corten la pierna, mejor”, recuerda Atilano, mientras espera la salida del bus de vuelta a casa.

Su madre conversa agradecida con Yolanda Díaz, una de las responsables de coordinar la ayuda solidaria que proporcionaron chiclayanos, chotanos y paisanos de Bagua para atender a los afectados del 5 de junio que fueron derivados a hospitales de Chiclayo. “Ustedes han sido nuestra familia”, le dice mientras se le llenan los ojos de agua.

Yolanda Díaz y madre de mototaxista herido, quien luego de cinco semanas en hospital de Chiclayo pudo retornar a Bagua.

Yolanda Díaz y madre de mototaxista herido, quien luego de cinco semanas en hospital de Chiclayo pudo retornar a Bagua.

¿Quién responde por lo ocurrido?
Díaz informa que el joven trabajador debe regresar al hospital para un chequeo a inicios de agosto.

“Dentro ha quedado como hueco, si no se recuperan los tejidos, tendrán que hacerme injerto”, refiere Atilano.

Aunque hace muchos años no vive con su padre, contó que ahora sí se ha interesado por él. “Ya que no me ha ayudado antes, quizá ahora. Pero si me apoya o no, queda en su conciencia”.

“Acá -en Chiclayo- me he sentido bien protegido, me voy contento porque hemos hecho un grupo bien bonito con los familiares (de los heridos)”, añadió.

Utero.pe retomó ayer la secuela de los hechos del 5 de junio en Bagua, citando -entre otros elementos- un reportaje de Alonso Gamarra sobre heridos inocentes y la triste búsqueda del mayor desaparecido de la policía.

En un recorrido que hice entre Chiclayo, Bagua capital, Bagua Grande, Imacita y Jaén -entre el domingo y ayer-, los afiches que ofrecen recompensa por el cuerpo del mayor Bazán se encuentran en cada esquina, en cada terminal de autos o buses. Han sido colocados por iniciativa de su padre. En los días siguientes incluiré más información sobre la situación post 5 de junio en la selva norte.

Cuando aún no había en el Perú el virus AH1N1 el ministro de Salud, Oscar Ugarte, acompañó al presidente regional del Callao, Alex Kouri (alias ‘Paga mi pista’), en por lo menos dos actividades mediáticas para presentar medidas de prevención y una mujer que decían tenía el virus pero que no lo tenía. Ahora, cuando ya ha habido 34 niños muertos de frío en Puno y 86 en tres departamentos, el ministro viajará allá estará este viernes 29 para “tomar medidas preventivas” contra las enfermedades respiratorias.
Diresa Puno anuncia viaje del ministro
Radio en Puno califica como insensible al Gobierno
En un foro realizado ayer en la Universidad Católica, el crítico literario Víctor Vich explicaba por qué aún persiste este trato diferenciado a los ciudadanos: seguimos siendo un país colonial, en el que los derechos de unos pesan o valen más que los derechos de otros.
Utero escribió también sobre este asunto y mencionó inteligentes datos destacados por el doctor Elmer Huerta quien hizo un rápido análisis de contenido del noticiero ‘América Noticias’. Una revisión similar a las primeras planas del diario El Comercio desde el jueves pasado -acerca de los adolescentes viajeros a Punta Cana- daría resultados igualmente decepcionantes.

Hace algunas horas una colega mexicana buscaba maneras para desarrollar una mejor cobertura periodística de la gripe porcina que está atacando especialmente México D.F. Le comenté algunos hechos del tiempo de la epidemia de cólera en el Perú en 1991 y, por su sugerencia, comparto y agrego algunos enlaces. Aquella vez el compromiso y ayuda de los medios de comunicación fueron muy importantes para superarla.
Hubo algunos mensajes simples y cortos que se repetían continuamente por todo tipo de medios y soportes: lavarse las manos, hervir el agua, comer alimentos cocidos, reconocer los síntomas -especialmente en el caso de los niños pues eran los más vulnerables- y, por último, usar las ‘bolsitas salvadoras’ o preparar un suero casero de rehidratación oral hirviendo zanahorias. Si bien hubo denuncias acerca de las dificultades del sistema de salud en afrontar esta epidemia, el énfasis de la información periodística apuntó a la prevención y difusión de las posibles soluciones contra el mal.

Un documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo en 2002 con respecto de las acciones realizadas por Perú en 1991 que “hubo decisión política para apoyar en la difusión de los mensajes educativos a través de los medios masivos y alternativos”, y menciona los siguientes:
– Perifoneo de los mercados
– Afiches colocados en lugares de mayor concentración (paraderos de transportes públicos)
– Pegado de calcomanías en los transportes públicos y lugares estratégicos.
– Pintado de murales
– Banderolas en todos los establecimientos de salud
– Campañas de sensibilización a la comunidad.
– Marchas locales con participación de la comunidad escolar.

Para el caso de México, parte de la solución a la epidemia es quedarse en casa para no seguir expandiendo el virus, usar una máscarilla tapabocas y estornudar cubriéndose la boca o con el canto del codo. Como ocurrió con el cólera, para la gripe porcina también es vital el lavado de manos con jabón.

El documento de la OMS también señala que “el personal de salud logró concertar con un amplio círculo de personajes políticos, autoridades locales, eclesiásticas y militares para que participen en la lucha contra la epidemia del cólera”. Designaron funciones concretas y compartidas y construyeron compromisos precisos de la comunidad organizada en la lucha contra el cólera.
Aquí el enlace al documento: http://www.fao.org/docrep/meeting/004/ab416s.htm

A continuación, otro enlace a diapositivas elaboradas por personal del Ministerio de Salud acerca del programa aplicado para hacer frente a la epidemia en 1991, hay mayor desarrollo sobre lo hecho en el campo de comunicación y un plus acerca de las consecuencias de esta epidemia en el Perú.
www.bvsde.paho.org/tutorial6/e/ppt/tema_10_caso.ppt

Marco Sifuentes menciona otro par de enlaces útiles para dar seguimiento a la noticia:
http://utero.pe/2009/04/26/la-gripe-mexicana/

Inca Kola News conduce a un interesante mapa de Google que actualiza en tiempo real los casos por país

Magistrados del Tribunal Constitucional

Magistrados del Tribunal Constitucional


Ayer por la tarde los medios difundían una polémica resolución del Tribunal Constitucional a favor de un trabajador de la Municipalidad de Chorrillos quien había sido despedido por haber ido ebrio a trabajar. Dos aspectos de este hecho llaman la atención: el alcoholismo es la primera causa de adicción en el país y esta sentencia lo alienta en vez de inhibirlo, la resolución fue dada en octubre y es extraño que se dé a conocer en la semana de fuertes casos de corrupción como el chuponeo y la pérdida de 800 cajas de documentación administrativa del Ministerio de Salud.
La sentencia del Tribunal Constitucional
Una nota de archivo sobre número aproximado de afectados por el alcohol
Peruanos inician consumo a los 10 años según DEVIDA
Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre Alcohol 2004
La nota de hoy en La República