He comprobado que Delcy Roque sí es profesora en la zona de la tragedia, agradezco a Rocío Silva Santisteban que comparte este testimonio.
La profesora Delcy Roque ha escrito unas líneas explicando, desde el mismo lugar de los hechos, cómo se vivió el fatídico día 5 de junio cuando los awajún e indígenas de otras etnias se levantaron en contra de las mecidas del gobierno al no aceptar el debate de la penosamente famosa Ley de la Selva. A continuación la carta enviada a Marco Mallqui:

Amigo, se que me pediste que te cuente lo que pasa acá, hoy no tengo mucho ánimo, no cuento con las imágenes para que veas lo que pasó, pero te prometo que trataré de conseguirlas, te lo diré a ti y a mis amigos que me preguntan, así como a mi familia que está preocupada por todo lo que se dice de esta zona. Bueno, las cosas aca empezaron hace 52 dias pero empeoraron el miércoles.

El paro se hizo intenso con participación de la población en pleno. Ese día la gente salió por las calles apoyando al paro en compañía de los nativos y después interrumpieron las clases empleando la violencia. Ingresaron los nativos en los locales escolares. Empezaron trepando los techos y rompieron la puerta de la escuela primaria 16193 de mujeres, para sacar a las alumnas y docentes. Después fueron recorriendo los otros locales con la misma intención y la población se avisó por la prensa de la radio local. Nos avisaron en el colegio y sacamos nuestros alumnos por la puerta de primaria.

No hubo clases y se nos invitaba a apoyar al paro en Siempreviva donde estaba todo el contigente de nativos y mestizos que bloqueaban la carretera; la marcha era numerosa, calculo unas dos mil personas que estaban en el pase. Ese mismo día fui a Jaén y tuve que pasar por el valor porque la interrupción seguía y al regresar de Jaén, el jueves por la tarde, ya había voces que habría desalojo y se hablaba de que sería en la medianoche. La gente estaba preparada para ello y se observaba como llegaban helicópteros de la policía, pude contar tres en Jaén y cinco en El Valor. Los carros de la policía llegaban a Jaén desde Bellavista con fuertes cantidades de efectivos.

Pasó la medianoche y a las seis de la mañana que quise regresar a Jaén ya era imposible. No dejaban pasar los efectivos de la policia en el Fuerte El Milagro, detenían a todos los vehículos e impedían el pase señalando que estaban en desalojo.

La población fue informada de este hecho y empezaron a llegar las ambulancias con los heridos. Entonces es que al escuchar de los que llegaban como estaban siendo desalojados, la población quisieron ir a apoyar a los nativos y al ver que era imposible se desesperaron y empezaron a tomar decisiones contra el gobierno.

La indignación empezó cuando se supo por pobladores de Siempreviva que llamaban a la radio para avisar que la policía había matado nativos y los estaba metiendo a sacos negros para meterlos al helicóptero y de allí botarlos al río. Como la policía no dejaba que la poblacion recoja sus caídos es que tomaron esa decisión. En el pueblo, la policía al ver el levantamiento de la población dispararon a la gente y de ello tenemos tres muertos en la ciudad. Conozco el caso de dos de ellos: uno de ellos era estudiente de la ESFA de apellido Ticlia Sanchez, natural del distrito de la Peca, que estaba haciendo de mototaxista y por estar metido en el tumulto recibió dos impactos de bala en el estómago y el pecho. El otro caso es de un señor de Copallín que se puso a mirar lo que sucedió desde la Plaza de Armas donde fue antes el local de APRA, de nombre Filomeno Sanchez, este señor estaba en compañia de cuatro personas más cuando de pronto la bala le impactó en la cabeza y cayó al piso muerto.

Todos estos hechos sumados a lo que se conocía del desalojo hicieron que la furia del pueblo crezca a dimensiones incontrolables y el resultado fue el saqueo. No se puede justificar, pero la policía ante el tumulto que tenía la intencion de desalojarlos del pueblos, al igual que sucedió la vez anterior, la policía se defendió con disparos y ante las muertes en la población las cosas se pusieron peor. Eso hizo a la poblacion enardecerse y tomar la justicia por sus manos.

Lo único que había eran las instituciones públicas, por eso atacaron los locales. Empezaron con la gobernación y la sala mixta que funciona en ese mismo local, luego pasaron al local del módulo basico de justicia, de allí se trasladaron al Pronaa. En esos locales saquearon y quemaron todo lo que encontraron.

El local que pude ver como saqueaban la población fue el de la gerencia. Estaba ubicada en la azotea de un edificio de cuatro pisos y desde allí se divisaba todo. Estaba el vehículo de la gerencia en llamas. Vi como algunos jovenes entraban por el techo y sacaban computadoras, laptop, sillas, ventiladores, archivos que sacaban y tiraban al vehículo. Rompieron las puertas hasta ingresar. Había personas por cientos que entraban y salian con diferentes cosas, desde allí estábamos cuatro personas mirando y con las cámaras de sus celulares tomaban fotos de lo sucedido.

Salí por la tarde al hospital de apoyo y vi cuando terminaban la autopsia del policia Vilela, estaban terminando de coser su cuerpo: era un joven de 25 años dijeron. Luego ingresé al hospital y entonces me dio coraje ver los nativos que estaban con la ropa desgarrada y se empezó a pedir ayuda para ellos. El hospital había colapsado, los heridos habían sido colocados en el auditorio en colchones en el piso, el personal estaba haciendo lo posible por atender. Llego ayuda de Jaén.

Ayer la alcaldesa del distrito El Milagro llamó a la radio para avisar que tenía una centena de nativos atendiendo con alimentos y pedía ayuda para la olla común. Pero de ellos para hoy no se sabe dónde están, se dice que los llevaron al cuartel del ejército y no hay noticias de nadie.

Anoche veía el mensaje a la nación del gabinete y era indignante como no se han tomado la molestia de averiguar bien las cosas y se expresen en forma tan despectiva de un hecho tan lamentable. Ninguna vida puede menospreciarse, ni de policias ni de nativos ni de pobladores. Todos merecen sumo respeto y la señora ministra deja mucho que desear como ser humano por expresar insensibilidad ante el dolor de un pueblo que, como bien lo dijo anoche la señora Rosa María Palacios, históricamente es un pueblos que no se doblegó ni a los incas ni a los españoles, es tal vez el único pueblo indomable ante la fuerza y que defiende su territorio.

La fuerzas del orden han cometido abuso por que hasta hoy no permiten que se vaya a la zona para verificar. Sino ocultan nada por que no dejan que se recoja los heridos y los muertos que se sabe están en el camino. Se sabe por pobladores lugareños de Siemrpeviva que metían indígenas muertos a sacos negros y desde el helicóptero los tiraban al río. Por la mañana de hoy un poblador llamó a la radio y dijo que en su chacra había caído en la orilla el cadáver y estaba allí, que vayan a recoger. Pero nos imaginamos que ya habrá ido la policia para borrar las evidencias.

Una colega de la zona de Condorcanqui, me dijo hoy estando en el hospital que había llegado de Chachapoyas y que el camionero que la trajo le había contado que ayer al pasar había llevado a Bagua Grande un video que había tomado con su celular donde se veían imágenes de nativos amontonados, muertos que subían al helicóptero en bolsas negras y que en Bagua Grande habría mostrado esas imágenes y por eso hubo levantamiento de la población ante lo evidente.

Nada justifica esta acción y un día se tendrá que saber la verdad. Hasta hoy nos están ocultando cosas. No sabemos que ha pasado con todos los nativos que habían, eran miles y no se saben nada de cientos de ellos. En cada lista faltan muchos. La relación de muertos aun no es clara pero hay dos muertos Felipe Sabio de Wawas y Felimón Samekash que se conoce como confirmados por los heridos.

En la mañana de hoy que fui al hospital y pude ver a la prensa nacional allí y gente del ministerio público. Decían que estaban tomando declaraciones a los heridos y estaban solos, no habían abogados con ellos. Llegaron nativos a preguntar por su gente, vi madres llorar por no saber nada y otras por confirmar sus muertos. Estaba el consejero de Condorcanqui, el Alcalde, el congresista Maslucán, pero nadie pudo decir ya podemos ir a Siempreviva para recoger los heridos o muertos…. solo decían que estaban pidiendo eso y que le decían deben esperar les den orden para poder salir.

Esto es lo que te puedo contar hasta hoy y lo último que supe fue que de los 38 policias retenidos a 18 los habrían llevado al monte los familiares de los que tienen sus muertos y de ellos no se sabe que pasa, solo 20 estarían aún en la Estación 6. El alcalde delegado de Imaza, Carlos Navas estaría escondido por que se habría dado orden de detenerlo, por que lo harían responsable de esta toma de rehenes. Se dice muchas cosas y lo único que la población necesita son respuestas claras para que al menos se dé tranquilidad a la angustia que están viviendo muchas familias al desconocer el paradero de su seres queridos.

Anuncios