Hace algunas horas una colega mexicana buscaba maneras para desarrollar una mejor cobertura periodística de la gripe porcina que está atacando especialmente México D.F. Le comenté algunos hechos del tiempo de la epidemia de cólera en el Perú en 1991 y, por su sugerencia, comparto y agrego algunos enlaces. Aquella vez el compromiso y ayuda de los medios de comunicación fueron muy importantes para superarla.
Hubo algunos mensajes simples y cortos que se repetían continuamente por todo tipo de medios y soportes: lavarse las manos, hervir el agua, comer alimentos cocidos, reconocer los síntomas -especialmente en el caso de los niños pues eran los más vulnerables- y, por último, usar las ‘bolsitas salvadoras’ o preparar un suero casero de rehidratación oral hirviendo zanahorias. Si bien hubo denuncias acerca de las dificultades del sistema de salud en afrontar esta epidemia, el énfasis de la información periodística apuntó a la prevención y difusión de las posibles soluciones contra el mal.

Un documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo en 2002 con respecto de las acciones realizadas por Perú en 1991 que “hubo decisión política para apoyar en la difusión de los mensajes educativos a través de los medios masivos y alternativos”, y menciona los siguientes:
– Perifoneo de los mercados
– Afiches colocados en lugares de mayor concentración (paraderos de transportes públicos)
– Pegado de calcomanías en los transportes públicos y lugares estratégicos.
– Pintado de murales
– Banderolas en todos los establecimientos de salud
– Campañas de sensibilización a la comunidad.
– Marchas locales con participación de la comunidad escolar.

Para el caso de México, parte de la solución a la epidemia es quedarse en casa para no seguir expandiendo el virus, usar una máscarilla tapabocas y estornudar cubriéndose la boca o con el canto del codo. Como ocurrió con el cólera, para la gripe porcina también es vital el lavado de manos con jabón.

El documento de la OMS también señala que “el personal de salud logró concertar con un amplio círculo de personajes políticos, autoridades locales, eclesiásticas y militares para que participen en la lucha contra la epidemia del cólera”. Designaron funciones concretas y compartidas y construyeron compromisos precisos de la comunidad organizada en la lucha contra el cólera.
Aquí el enlace al documento: http://www.fao.org/docrep/meeting/004/ab416s.htm

A continuación, otro enlace a diapositivas elaboradas por personal del Ministerio de Salud acerca del programa aplicado para hacer frente a la epidemia en 1991, hay mayor desarrollo sobre lo hecho en el campo de comunicación y un plus acerca de las consecuencias de esta epidemia en el Perú.
www.bvsde.paho.org/tutorial6/e/ppt/tema_10_caso.ppt

Marco Sifuentes menciona otro par de enlaces útiles para dar seguimiento a la noticia:
http://utero.pe/2009/04/26/la-gripe-mexicana/

Inca Kola News conduce a un interesante mapa de Google que actualiza en tiempo real los casos por país