Hace algunos meses, cuando el Gobierno informaba que tropas combinadas del Ejército y la Marina tomaron el control de Vizcatán, preguntábamos en este blog qué harían en las zonas adonde los narcoterroristas se desplazaron. También surgía la pregunta de por qué siempre mueren los efectivos más jóvenes y menos preparados. Desde entonces, continúan las emboscadas dado que el problema está ahora ‘descentralizado’. Hoy en los medios vemos el dolor de los deudos de los asesinados en Huanta. ¿Habrá igual énfasis en la evaluación de la estrategia?
Esta emboscada será utilizada por los fujimoristas, quienes desde 1992 usan la idea de ‘la vuelta del terror’ para intimidar a los peruanos y reforzar el discurso a favor de su líder. Ya llevamos 16 años escuchando lo mismo.
Aquí el enlace a un texto en el que revisé cómo en la campaña del 2006 los actores políticos también usaron el miedo como recurso o argumento para dirigirse a los electores.