vasquezcalle1Julio Vazquez Calle (29) ha sido amenazado de muerte luego de presentar una denuncia contra efectivos de la policía y del resguardo de la compañía Majaz, ante la 5ta. Fiscalía Penal de Piura. Ha abandonado su trabajo como periodista para protegerse e informa que los otros campesinos torturados en el 2005 como él -en un campamento de la empresa minera- y acusados de terrorismo no han conseguido asesoría legal efectiva.
Entrevistado por este blog, Vásquez explica que pese a las pruebas (fotos) y debido a presiones -de la policía o del Gobierno- no se ha identificado a los responsables de las torturas. “La DINOES, por ejemplo, no ha dado información de los efectivos pese a que ha sido solicitada”, acotó.
Debido a los golpes y encierro sufridos hace tres años, le era difícil encontrarse con un policía “y mirarlo a la cara”. Sin embargo, el periodista dice, “sí creo en la justicia del país y que hay personas honestas y justas para luchar contra los obstáculos y contra la corrupción”.

El agraviado, quien espera retomar sus estudios en la Universidad de Piura, indica que el proceso en la Quinta Fiscalía sólo ha avanzado un 1% desde que se inició en julio del año pasado.
“No se pide venganza, tienen que identificar a malos policías porque no pueden seguir caminando por las calles, así los ciudadanos no estamos a buen recaudo. Yo sí creo en las Fuerzas Armadas y la Policía, no me ha quedado discordia ni temor, pero creemos que lo más correcto es ponerse en el punto medio, sin exageraciones: un grupo de periodistas debe ser sancionado”, agrega.

El periodista está además preocupado porque debido al juicio que enfrenta -al igual que otras 150 personas- por terrorismo, invasión a la propiedad privada y otros seis cargos, tiene orden de comparecencia restringida y debía firmar un cuaderno estando en Piura. Dadas las amenazas que recibió en su celular, se vio en la necesidad de salir de su región y protegerse. De acuerdo a la orientación que ha recibido, él debería ser testigo y agraviado en dicho proceso judicial, y no un denunciado.
En febrero de 2005 Vásquez se desempeñaba como corresponsal en Ayabaca de Radio Cutivalú y, por ello, cubrió las manifestaciones de dirigentes y campesinos contra los proyectos de la minera Majaz, posteriormente denominada Monterrico Metals. El periodista y un grupo numeroso de dirigentes y campesinos, dos mujeres y un niño, fueron detenidos y torturados por policías y empleados de Forza en un campamento de la minera. El dirigente Melanio García fue asesinado.
Las fotos que demuestran el encierro, torturas y asesinato le fueron enviadas al periodista piurano -por una fuente no identificada- a inicios de enero de este año y el diario La República las publicó.
Julio Vásquez expresa su preocupación debido a que el trabajo de asesoría legal de la Pastoral de Chulucanas no ha sido suficiente para los 150 denunciados.
“Tienen varios otros proyectos, son honestos, pero creo que ha habido cierto descuido del caso. Yo me he podido agenciar de otra ayuda. Además, los comuneros están en el campo, no llegan a la ciudad para las diligencias porque tienen que realizar sus actividades agrícolas, pero aparte está el clima: Ayabaca está incomunicada debido a las lluvias”.
Otro aspecto referido a esta situación de violencia es que el Centro de Asesoría Psicológica y Social (CAPS) ha brindado una terapia grupal para los campesinos y dirigentes torturados, pero pocas personas han participado debido a que dicha actividad se realiza en la capital del departamento.
Julio expresa que en los últimos tres meses se siente más recuperado luego de todo lo que le pasó.
“Sabemos que el juez enfrenta presiones, pero por ejemplo Andrew Bristow hasta ahora no ha sido llamado a declarar”, precisó Vargas. Bristow se desempeñaba como gerente/jefe de operaciones de la minera cuando ocurrieron los hechos y aún es funcionario de Monterrico Metals. Durante el secuestro en el campamento, Vásquez escuchó órdenes de dicho funcionario.

Página web de Monterrico Metals (comprada por la empresa china Zijin)

Fotos de torturas en el campamento de Majaz

Entrevista de Rosa María Palacios a Julio Vásquez>/a>