Antes de empezar a entrevistarlo, César Hildebrandt le pidió a Alfredo Barnechea ‘mediocrizar’ su inteligencia y no monologar, permitirle preguntar. El columnista, analista y amigo de AGP, respondió con más precisión que en RPP y Prensa Libre y dijo que fue consultor de una empresa con la que mantiene un contrato de confidencialidad, razón por la que no puede mencionar el nombre. (Uno de los audios difundidos la semana pasada corresponde a una consulta que le hizo a Rómulo León en su calidad de consultor de dicha empresa). Agregó que podía pedir que le levantaran esa cláusula para que se supiera que no tenía nada que ver con lo investigado en los audios. A esperar sentados.