Gustavo Jiménez -La Planta- bajista de Los Inocentes en segunda parte del concierto la madrugada del viernes.

Gustavo Jiménez -La Planta- bajista de Los Inocentes en segunda parte del concierto la madrugada del viernes.

Una canción del grupo de punk rock Cadena Perpetua se llamaba ‘Ayacucho’ hace más de veinte años pero la rebautizaron como ‘Tierra sin ley’ porque el conflicto armado interno se extendió fuera del departamento andino. Anoche la tocaron de nuevo aludiendo a los policías “muertos en Huánuco por el narcoterrorismo”, según dijo José Arbulú, el vocalista.

Los grupos Cadena Perpetua y Los Inocentes ofrecieron un concierto luego de 20 años en La Noche. Ambas fueron bandas de culto en el pequeño circuito limeño a fines de los años 80, cuando se presentaban con frecuencia en el Tarot Pub de la Av. Comandante Espinar.

Gustavo Jiménez, Manolo Barrios y Toto Leverone formaron Los Inocentes como un grupo de ‘rock fresco y ligero’ en 1989. Barrios y Leverone crearon años más tarde Mar de Copas, grupo cuya popularidad ya excedió el Perú y los ha llevado a tocar la semana pasada en Buenos Aires. En el caso del líder de Cadena Perpetua, Arbulú luego formó en 1992 Los Vagabundos y, posteriormente, Cementerio Club con el que logró un premio de MTV en 2004.

El concierto de reencuentro de ambas bandas se realizó en La Noche de Barranco y el público lo disfrutó. Entre las mesas una persona llamó la atención: Eduardo Roy Gates, el abogado de Rómulo León, investigado por tráfico de influencias en el caso Discover Petroleum.

No se encontró en el espacio de conciertos de La Noche un espacio para no fumadores de acuerdo a lo que dispone el reglamento de la Ley N° 25357.